La Agrupación de Empresarios de Transporte de Mercancias por Carretera de Cantabria (AETRAC), en su Asamblea Anual celebrada el pasado 8 de Junio,  ha hecho un balance positivo del transporte en 2017, con una tendencia al crecimiento que se refleja en los datos recabados y que vaticinan un incremento de la actividad por el auge del comercio electronico.

La facturación en del Sector ha crecido por cuarto año consecutivo. Este incremento de facturación viene motivado por una mayor actividad, pero no por una mejora en los precios del transporte. Se  mueven más mercancías,  se aumentan los kilómetros recorridos con carga, pero en la mayoría de los casos a unos precios sensiblemente inferiores.

Como el volumen de negocio está aumentando, las empresas están aumentando la flota de vehículos. Este incremento ha venido acompañado de un crecimiento en el empleo en el Sector del Transporte en Cantabria del 6,25%. En la actualidad algo más de 7.200 personas tienen su ocupación en el sector de la Región. La tasa de paro  es inferior al 4,2% lo que  puede considerarse como  pleno empleo. Las empresas de transportes tienen en estos momentos dificultades para la contratación de nuevos conductores, ante la escasez de profesionales.

Respecto al nivel de actividad del Sector a nivel nacional, el pasado año se transportaron algo más del 10% de mercancías respecto del año anterior. A pesar los incrementos de los últimos años,  aún se está lejos de los niveles de actividad del año 2008 (-27,7%), año en el que se transportaron 1689 millones/toneladas.

Se mueve más mercancía, pero a distancias más cortas. Ha crecido el  transporte interregional, rompiendo la tendencia de los últimos años y sin embargo se han reducido los kilómetros en el transporte internacional.

Por otro lado el movimiento de mercancías del Puerto de Santander, ha sido positivo para el transporte por carretera, principalmente el tráfico de graneles. También es de destacar  el considerable incremento del tráfico de contenedores, y la consolidación del trafico RO-RO, cada vez más utilizado por empresas de transporte, debido principalmente a las restricciones de tráfico y a los tiempos de conducción y descanso de los conductores.

Las perspectivas del crecimiento de la actividad son positivas, no así el margen de beneficio de las empresas.

PRECIOS Y COSTES:

Los precios de los servicios de transporte han crecido levemente en el último trimestre en los transportes de corta distancia con un 3,6% y de larga distancia con 1,2%, mientras que bajan en los de media distancia un 3,8% en el cuarto trimestre de 2017 respecto del trimestre anterior, tendencias que no han evitado que se haya ensanchado la diferencia existente entre los costes de explotación y los precios de los servicios y que en los dos últimos años se sitúa en 5,4 puntos.

Como consecuencia del aumento del precio del carburante en el último trimestre en un 4,8% y una disminución de los costes financieros de -4,2%, las veinte categorías de vehículos de transporte analizados por el Observatorio de Costes presentaron un incremento de los costes de explotación al final del ejercicio.

A pesar del incremento medio del gasóleo durante el ejercicio (3%), el  porcentaje del costo del carburante en la estructura de costes de vehículo un vehículo articulado se ha visto reducido, debido al incremento de otros costos de transporte, principalmente los peajes de las autopistas. En la actualidad el coste el carburante es del 28,8% del total de costes del vehículo, habiéndose reducido 4,3 puntos respecto del año anterior. Justo por encima, la partida de personal y dietas representa un 34,1% del total de los costes de una empresa de transporte de mercancías por carretera.

ESTRUCTURA SECTORIAL:

El número de empresas de transporte en nuestro país  durante el año 2017 ha crecido en un 3,31% (3.246 empresas más),  incrementándose el parque de vehículos en 22.654. En Cantabria el número de empresas se ha mantenido prácticamente estable. (26 empresas más, de ellas solo una de vehículos pesados y 245 vehículos más, de los cuales 74% son vehículos pesados.)

Se observa un mayor crecimiento porcentual en las empresas exclusivamente de vehículos ligeros, principalmente autónomos. La proliferación del comercio electrónico ha multiplicado exponencialmente los servicios de transporte en los núcleos urbanos y ha potenciado este tipo de transporte.  

Por otro lado se ha producido un considerable aumento del parque de vehículos pesados de las empresas actuales, dedicados principalmente al transporte de largo recorrido, lo cual ofrece una visión positiva en las perspectivas de crecimiento de  la actividad del transporte por carretera. Esto supone un cambio de tendencia, ya que en los últimos años las empresas de transporte y los vehículos de servicio público se iban reduciendo de manera constante.

Un dato significativo a tener en cuenta se refiere a las matriculaciones de vehículos industriales a nivel nacional se han mantenido prácticamente idénticas a las del ejercicio anterior,  sin embargo en Cantabria el incremento ha sido de más del 30%, lo que ha supuesto una modernización del parque de la Región, que ha reducido la edad media de las tractoras a niveles de países como Luxemburgo, que ostenta el parque más moderno de Europa. (6,4 años)

RETOS PARA EL 2018

El transporte está  de nuevo en la senda del crecimiento. Desgraciadamente los costes han aumentado (especialmente el combustibles, los peajes y los seguros), lo que unido a la pérdida de productividad que se generan por los tiempos de espera en las operaciones de carga y descarga,  las restricciones de tráfico,  la nueva normativa sobre la estiba,  el incremento de la competencia desleal en forma de empresas buzón, y las falsas cooperativas,  la potenciación descarada de otros modos de transporte, el incremento de la morosidad y a la falta de sensibilidad de una gran parte de clientes, está generado un entorno en el que las empresas de transporte no logran obtener beneficios.

Durante este 2018 el Sector deberá estar muy pendiente de los siguientes temas:

  • Variaciones del precio del carburante. Las previsiones no son nada halagüeñas. Hay que tener en cuenta que cada incremento del 5% del precio del gasóleo, afecta el 1,5% de incremento de costos de transporte, es decir, casi 2.000 euros más al año por vehículo.
  • La resolución del conflicto por los peajes guipuzcoanos, que pueden ser el aviso de la llegada de la Euroviñeta a España.
  • Las 44 toneladas, que son el gran objetivo de los cargadores que no paran de presionar al Gobierno para conseguir su entrada en vigor.
  • Los tenders, que se han convertido en un mal endémico para el sector del transporte, que se pelea a la baja por obtener o mantener un trabajo. 
  • El nuevo Paquete de Movilidad Europeo, que afectará de manera muy significativa al transporte por carretera español.
  • El Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) que entrará en vigor en enero de 2019 con diversas modificaciones de importancia, como la posible pérdida de la honorabilidad si se cometen determinadas infracciones. Este Reglamento deberá incluir alguna medida que corrija la eliminación del requisito de tener una flota mínima de tres camiones para acceder al mercado de transportes.
  • A nivel de Cantabria, las mismas preocupaciones con los clientes, con la marcha de la industria regional, con la actividad portuaria y también por el futuro de la Ciudad de Transporte de Santander, cuya concesión finaliza en Junio de 2019. Y a nivel laboral, con la negociación del Convenio Colectivo que finaliza en Diciembre del presente año.

Comparte