Diversas huelgas, de transporte y estaciones de servicio, complican el fin de año

La patronal de pequeñas y medianas empresas de transporte en Francia OTRE ha convocado una movilización el 7 de diciembre en las zonas fronterizas del país vecino. La causa está en la pretensión del Gobierno francés de aumentar dos céntimos el impuesto sobre el consumo de gasóleo.

Los miembros de la asociación de pequeñas y medianas empresas de transporte aseguran que están “cansados de no sentirse defendidos y escuchados“. OTRE considera que los transportistas franceses contribuyen de sobra a la financiación de las infraestructuras ya que, según sus estimaciones, aportan a las arcas “más de 7.000 millones de euros al año“, y señalan que el aumento de este impuesto “sólo favorecería a los transportistas de Europa central y oriental por la competencia desleal”.

El 28 de noviembre, la Federación Nacional de Transporte por Carretera (FNTR) y OTRE llevaron a cabo el bloqueo de las carreteras francesas en señal de protesta ante dicha medida. Sin embargo, en esta ocasión, FNTR no ha anunciado su anexión a la convocatoria. El 5 de diciembre, Francia ha convocado una huelga general en protesta por la rebaja de las pensiones y las reformas del Gobierno de Emmanuel Macron. Para ese día, los transportistas han convocado marchas lentas en la A1, hacia Lille y el bloqueo de la frontera con Bélgica en Ghyvelde.

Huelga en las gasolineras españolas

Por su parte, los sindicatos UGT y CCOO han convocado huelga en las gasolineras los días 5 y 9 de diciembre, coinicidiendo con el puente de la Constitución y la celebración de la Cumbre del Clima, en Madrid. Aldederor de 56.000 trabajadores de las estaciones de servicio están llamados a secundar los paros, en un intento de desbloquear las negociaciones del convenio colectivo.

Está previsto que los piquetes informativos se concentren en el Campo de las Naciones de Madrid, donde tiene lugar la COP25.

La CETM recomienda hacer previsión de carburante para evitar contratiempos en esos días.