CETM denuncia el silencio de los cargadores sobre los peajes en las autovías

La decisión del Gobierno de cobrar por el uso de autovías a partir de 2024 continúa generando polémica dentro del sector. La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) critica que el sector de los cargadores no se sume a estas protestas: “De todos los apoyos que el transporte de mercancías por carretera ha tenido desde que el Gobierno anunció su idea de imponer peajes en todas las carreteras, no se encuentra el de las principales organizaciones de cargadores”.

CETM asegura que la medida del Gobierno puede incrementar los costes de transporte en casi un 20%.

La patronal de transportistas recuerda que los cargadores “habitualmente muestran una obsesión casi compulsiva por reducir los costes del transporte”, y critica que ahora “no han mostrado la más mínima preocupación e indignación por una situación absolutamente injusta para toda la cadena de suministro, y que puede incrementar los costes de transporte en casi un 20%, a pesar incluso de que desde el Ejecutivo se ha insinuado que no debería de ser el transportista sino el propio cargador quien se hiciera cargo de asumir el importe total de dichos peajes”.

En la CETM se preguntan “¿a qué se debe este silencio?, ¿por qué no han protestado ante una situación que claramente les perjudica?, ¿dónde ha quedado su preocupación por el aumento de los costes en la cadena de suministro?”. Y responden, muy críticos que “debe ser que no están preocupados porque saben que, como siempre, conseguirán que seamos nosotros los que soportemos la mayor parte del importe de estas nuevas tasas, y hemos tenido que ser los transportistas quienes asumamos en solitario la responsabilidad de reclamar que no se aumente aún más la fiscalidad de un sector que cubre sobradamente los costes externos que genera”.

Malas relaciones con los transportistas

Para la Confederación, los cargadores “solo se preocupan se lo suyo”. Y advierte de que esto “lastrará, aún más, sus relaciones con unos transportistas que se han sentido abandonados en sus reclamaciones tanto por el Gobierno como por sus clientes”.

“Probablemente, los cargadores se estén guardando las fuerzas negociadoras para continuar reclamando la puesta en marcha de las 44 toneladas o para impedir que se prohíba que los conductores sigan cargando y descargando sus mercancías, porque solo esto explicaría que estas organizaciones, tan beligerantes cuando les interesa, no se hayan preocupado ni una sola vez por si la amenaza de los peajes se hace realidad”, concluye, muy crítica, la CETM.